Blogia
Sin Barreras

Del Mundo

Y con la Libertad de Posada Carriles...

Y con la Libertad de Posada Carriles...

Ya estoy libre...», afirmó Posada Carriles a Radio Mambí, de Miami… El fiscal general de EE.UU. no está de acuerdo… Pero ni él ni su Gobierno hacen nada…

Esta es la historia del terrorista que jugó un singular juego a los «escondidos» en el país que le declaró la guerra al terrorismo: él no se escondía y nadie lo buscaba. Para cogerlo, habría bastado llamarlo por su nombre, pero nadie lo hace, porque él dice que sabe. Mentiras y mentirosos han sido tantos, que en el choque aparece la verdad: El 27 de abril la División Nacional del Departamento de Justicia pidió excluir toda «evidencia, testimonio, preguntas o argumentos» sobre su relación con la CIA, presuntamente terminada en enero de 1976.

Sin embargo, el pasado 16 de enero el propio fiscal general descartó la extradición a Venezuela del terrorista. «[...] nosotros podemos juzgar el caso» internamente —aclaró a los periodistas de la agencia AP, en Washington, y sin perder tiempo aclaró: «No voy a comentar si lo consideramos o no un terrorista.»

Sobre esto,  muchos cubanos y gente en el mundo le dirían lo que acaba de opinar sobre la anulación de los cargos que contra este hombre atentan: «Obviamente discrepamos.»

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres